A fin de que nunca sean olvidados!
Email: cantosapostolicos@yahoo.com
                                      Pensamientos

Debemos hacer todo lo que podemos para asegurar de que los cantos compuestos por hermanos y hermanas bautizados en el nombre de Jesús y llenos del Espíritu Santo no pasen al olvido.

Muchos de estos cantos están siendo olvidados porque ya no se cantan en nuestras iglesias. Necesitamos evaluar el impacto que resulta en nuestros servicios  de alabanza cuando solo se cantan cantos de un solo verso repetitivo, con sonido fuerte y muy poca sustancia espiritual. Está bien que se canten estos “coritos ”, pero debemos asegurar de que se incluyan cantos que llevan un mensaje que alimenta nuestras almas, así como también elevan honra y gloria al nombre de nuestro Señor Jesucristo. “No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios ” (Mat 4:4). Los cantos compuestos por los Patriarcas de nuestra iglesia como los Revs. Antonio C. Nava, Benjamín Cantú, José Ortega A., Maclovio Gaxiola L., E. M. Cota, Marcial De La Cruz, Lorenzo Salazar, así como también muchos otros Hermanos y Hermanas, fueron inspirados por el Espíritu Santo y, por lo tanto, se puede decir han "salido de la boca de Dios”. Eso no se puede decir de muchos de los coritos de alabanza de hoy en día. Nuestra iglesia no puede permitir que se pierda su legado rico de canto. Cuando eso ocurre, hemos perdido nuestra identidad como una iglesia basada en Efe. 2:20.

Considera este sitio Web como una herramienta para propagar el evangelio a través del mensaje en estos cantos, así como también asegurar de que nuestros cantos Apostólicos nunca sean olvidados. En los últimos 5 años de existencia en línea este sitio Web consistentemente ha promediado más de 10,000 visitantes únicos o diferentes al mes, excluyendo robots. Basado en comentarios recibidos, estos cantos han tenido un impacto tremendo en muchos individuos a todo lo largo de Latinoamérica y EEUU.  Algunas iglesias, que no tienen músicos, están usando las pistas de cantos para ayudar en el canto de congregación.

Larry C. Rios